Publicado: 11 de Mayo de 2018


* Por Europtica En Consejos, Cuidados de la vista, Gafas Graduadas, Optico, Salud, Salud ocular · Add Comment.

Este es un tema delicado, ya que este tipo de “gafa” realmente es una lupa, por tanto ha de ser utilizado como tal y en ningún caso puede sustituir a nuestras gafas de cerca hechas a medida y con la prescripción de tu  profesional de la visión, ya sea un óptico optometrista o un oftalmólogo, aunque muchas veces son estos últimos  los que prescriben este tipo de “gafa” algo que no debería ser así.

Estas lupas se pueden usar de forma puntual o para salir de un apuro, para poder ver algo de forma muy breve. El uso continuado de las pregraduadas puede ocasionar molestias, incomodidades que si se alargan en el tiempo pueden hacer que nuestra sistema visual se vea afectado por  irritación ocular  y otros problemas más serios, e incluso llegado el momento de usar gafas hacer que  adaptarse a estas sea mucho más difícil y conlleve unas molestias que de no haberlas usado no se producirían.


Tenemos que tener en cuenta los siguientes factores:

1  La mayoría de las veces la potencia de la lente que necesitamos no es la misma en ambos ojos(en estas lupas si lo es)

2  A veces el paciente tiene astigmatismo  y con estas lupas no se  corrigen

3  Están hechas  sin tener en cuenta el centrado de las lentes a la hora de montarlas en la gafa

4  En la mayoría de las  ocasiones la calidad de estos productos es pésima  incluso llegando a distorsionar la imagen

Mi consejo como profesional de la visión  es que  no las uses y si lo haces hay que tener mucho cuidado con este producto, sobre todo si no se compran en establecimientos autorizados, ya que ellos  te explicaran como usarlas para evitar problemas visuales, en cualquier otro sitio, lo más probable es que no hayan pasado ningún control de calidad.

Creo que los usuarios son los que eligen y hay muchos factores que influyen en esa decisión, pero en lo referido a la salud debería haber unos limites que no debemos sobrepasar.